Cuenta de usuario
Entrar / Registrarse

Atención al cliente
+34 964 45 29 86

El té, un refresco delicioso sin calorías

10 agosto 2017 por Santiveri

Las bebidas refrescantes del verano aportan un número muy elevado de calorías porque suelen llevar mucho azúcar. Así que hay que buscar alternativas que nos ayuden a apagar la sed sin sumar calorías. Una buena opción para disfrutar es el té helado. Si eliges variedades como té verde, rojo o blanco, además de refrescante te aportarán valiosos antioxidantes. Y como sabes, los antioxidantes son muy necesarios en verano ya que el exceso de sol provoca más radicales libres, culpables del envejecimiento prematuro de la piel, entre otras cosas. Aquí tienes algunas recetas para que tu bebida refrescante se convierta en un verdadero ritual de belleza. Además, si usas té verde, también te ayudará a quemar grasas, ya que tiene actividad termogénica.

Té rojo helado con frutas

El té rojo, también llamado Pu-erh o té de los emperadores, se seca de forma natural y se somete a un método tradicional de maduración que le proporciona un aroma y sabor característicos. Para preparar un refresco con té rojo, necesitas 1 litro de agua mineral,  4 bolsitas de té rojo, fruta troceada al gusto (melocotón, albaricoque, manzana, pera) y hielo. Pon a hervir el agua y cuando empiece el hervor, viértela en la tetera con 4 bolsitas de té rojo. Tápalo y déjalo infusionar de 5 a 7 minutos. Luego retira las bolsitas y añade el hielo. Remueve y cuando esté frío agrega las frutas troceadas. No hace falta añadir azúcar.

 

Té verde helado con vainilla y frutas

El té verde está elaborado a partir de hojas de té seleccionadas, sin fermentar. De esta manera los principios activos se preservan tal y como se encuentran en las hojas frescas. Por ello este té tiene un potencial antioxidante mayor que el té negro y que presenta una menor concentración de teína.

El té verde frío con vainilla, se prepara con 1 litro de agua mineral natural hervida a una temperatura de70-80 °C y 4 bolsitas de té verde. Se deja infusionar 2 minutos, y luego se le añade una ramita de vainilla entera y unos trocitos de piña, papaya, o albaricoque. A la hora de servir, se le incorpora el hielo. No precisa añadir azúcar.

 

Té frío rooibos c

on zumo de granada para los niños

El rooibos o té rojo de Sudáfrica (que nada tiene que ver con el té rojo chino) es originario de Sudáfrica) y es muy rico en bioflavonoides, proantocianidinas, vitamina C, ácido fenólico y un alto contenido en minerales. Al no ser un té, está exento de cafeína.

Como a los niños no les conviene tomar té, puedes prepararles un refresco frío con rooibos. Se prepara añadiendo a una jarra con 4-5 bolsitas de té rooibos, 1 litro de agua mineral hirviendo (a 95 ºC) y se deja infusionar tapado de 7 o 10 minutos. Se retiran las bolsitas, se le añade una rama de canela y se deja enfriar. Luego se le añade 2 tazas de zumo de granada frío, se mueve bien y se deja en la nevera y listo para tomar. Si se quiere endulzar más, se puede añadir un poco de azúcar moreno o de estevia.

 

Té blanco frío con sandía y albahaca

El té blanco es un delicado té elaborado con los brotes jóvenes de las hojas recién recolectados y secados al sol. Es el más rico en antioxidantes.

 

Puedes preparar

un té blanco frío usando 3 bolsitas de té blanco por cada litro de agua mineral hirviendo. Déjalo infusionar de 5 a 7 minutos con una ramita de albahaca fresca. Retira las bolsitas de té y déjalo enfriar y luego añade unos trocitos de sandía y déjalo reposar en la nevera. Añade el hielo en el momento de servirlo. Si te gusta un poco dulce, puedes añadirle unas gotitas de estevia líquida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Envíos rápidos

Los pedidos realizados antes de las 18h llegan al dia siguiente

Llámenos: +34 964 45 29 86

La antención al cliente de Santiveri Vinaròs es nuestro punto fuerte

Pago seguro

Las mejores pasarelas de pago para su total confianza